ABRIR

Localidades del Sur

¿Como afecta a las localidades la readecuación al plan de Obras?

14-07-2018 Lo que iba a ser un polideportivo en Mar Azul pretenden que se convierta en un área deportiva de hormigón cercada, o sea un playón. El corralón, que según el secretario de Planeamiento se va a hacer, aunque actualmente los trabajos se paralizaron por un amparo con medida cautelar firme, no figura en el listado de los proyectos amputados.

Por: Jorgelina Mena

El municipio envío al Honorable Concejo Deliberante la propuesta para modificar el artículo 2 de la Ordenanza 2781, que contempla el Plan Obras 2018. Sobre esta redefinición, El arquitecto Gerardo Galli, en declaraciones al noticiero Reporter 2, continuó con un discurso en el cual recorta los fundamentos que llevaron a los vecinos a realizar una medida de amparo para que la obra del corralón no se haga y vuelve a poner en duda las decisiones del Juez Marcelino Escobar: “Los vecinos recurrieron a la justicia para que previo al corralón se hiciera un informe de impacto ambiental, el juez preventivamente dijo que si, que no se podía hacer la obra sin la evaluación de impacto ambiental. Como desde la municipalidad estamos convencidos y tenemos razón que no corresponde en este caso. Y mas aún, cuando la secretaría es la autoridad de aplicación por la Ley 11.723, y corresponde que decidamos en que casos si y en que casos no, nos sentimos seguros y apelamos la medida que en este momento está en una instancia superior”.

Pese a esa seguridad y firmeza en la decisión de querer hacer la obra en el lugar del conflicto, al leerse el listado actualizado del artículo 2 con las obras definitivas a llevarse a cabo en el término de dos años, la del corralón municipal en Las Gaviotas brilla por su ausencia.

Un interrogante que se abre también en torno a esta obra es por qué el municipio no tiene en cuenta como lugar posible para el corralón, la manzana 299 de Mar Azul que tiene varios lotes que son reservas fiscales. Hay un respuesta probable y es que están usurpados.

En referencia a la obra del Polideportivo, originariamente el plan detallaba un galpón de 300 metros cuadrados a ubicarse en la manzana donde está la Casa de la Cultura de Mar Azul, sobre la calle 46. Ahora, cambio de planes mediante, un galpón equipado para que los chicos y jóvenes hagan deportes terminaría siendo un piso de cemento alambrado.

Cuando se fundamentó la construcción de un polideportivo, la municipalidad escribió: “Es de suma importancia para las localidades del sur, ya que no cuentan con un lugar propio para la realización de actividades deportivas y eventos, teniendo que trasladarse al único polideportivo ubicado en 110 y Boulevard y muy distante de dichas localidades”. El pez por la boca muere dice el refrán y lo que se planteaba como una solución para el ejercicio deportivo y recreativo para que las familias no tengan que trasladarse a Villa Gesell, será solo una expresión de deseo más que no se materializará.

El próximo lunes, quienes tendrán que resolver si el recorte de las obras se efectiviza o no, serán los concejales. Mientras tanto, las localidades del sur, siguen contabilizando obras a medias y algunas ni siquiera hechas.

Obras con faltantes como la Escuela Secundaria 3 de Mar de las Pampas que espera por su techo, planificado y descripto en la licitación y algunos de los refugios para colectivos que quedaron a medio terminar. Obras no comenzadas, aún con el material comprado, como son las diez salidas accesibles a la playa. Obras indiscutiblemente necesarias y prometidas, que hasta que no se consuman siguen causando perjuicio a los vecinos y al desarrollo turístico de la zona como son la red cloacal y la repotenciación energética, por ejemplo.

Las localidades del sur son desde siempre las más desatendidas en materia de obra pública y relegadas a la hora de dotarlas de la infraestructura que necesitan debido a su indiscutible crecimiento.

El “a medias” se percibe en lugares con historia también, uno de ellos es La Casa de la Cultura de Mar Azul que todavía cuenta con cerramientos sin realizarse, puertas nunca colocadas y una instalación eléctrica deficiente. El Centro de Salud relegó el uso de una caldera que jamás se arregló, actualmente se calefacciona gracias a un aire acondicionado donado y estufas eléctricas algunas usadas regaladas. La obra de ampliación que se está realizando hace seis meses pareciera que va por otro camino y podría ser una excepción si se finaliza este año.

Volver
® Copyright 2018 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".