ABRIR

Misa en el Hospital Municipal

13-11-2015 El día miércoles por la tarde y en el marco del día del enfermo del domingo próximo pasado; se llevó a cabo en el Hospital Municipal de Villa Gesell, una misa particular en oración por todos los que están padeciendo problemas de salud y por los profesionales o acompañantes que tienen en su labor, el especial deber de su cuidado.
En respuesta a la convocatoria propuesta, se movilizaron varios vecinos que por diversas circunstancias se encontraban atendiéndose en el nosocomio, profesionales de la salud de diferentes áreas y gran cantidad de miembros de la comunidad comprometidos con los enfermos, el sistema de salud, la oración y la intercesión por los más vulnerables.
 
La misa fue celebrada por el cura párroco Eduardo Torre, quien destacó durante la homilía, la especial importancia de la caridad al servicio de los que transitan momentos de inestabilidad física y/o emocional. Instó en tal sentido, a tomar como ejemplo al mismo Jesús, quien fue el primero en preocuparse y ocuparse de los enfermos y a poner expresa y apremiante atención, sobre la necesidad de posar una mirada misericordiosa en acción y en favor de los que más sufren.
 
Asi mismo; el cura detuvo también su reflexión sobre aquellos momentos en los que nos llegan las propias enfermedades y que nos hacen sentir inevitablemente avasallados por el dolor y la incertidumbre. Tratar de entender ésas etapas desde el reflejo que vislumbra el dolor de Jesús muriendo en la cruz y entregando nuestro pesar a la fe absoluta de que Dios está presente, que nos ama y no nos abandona. Dios, como único dador de fortaleza y esperanza.
 
Para el caso de los profesionales de la salud - observaba el sacerdote - cabe la imperiosa necesidad de fomentar y trabajar sobre una entrega que sobrepase el saber y se revista de un amor compasivo y servicial que funcione en empatía con la fragilidad del paciente.
 
En tal sentido y con la certeza de ser solo instrumentos de Dios en favor de los enfermos, varios integrantes del staff del Hospital Dr. Arturo Illia, pusieron sus manos para una bendición especial de ellas, como signo y medio de ofrenda en su actividad y en favor de una bendecida labor para con el prójimo.
 
Al finalizar la santa misa; el cura recorrió con algunos miembros de la institución, la sala de internación general para poder llegar así y más de cerca, a quienes anteriormente con mucha fe, habían anotado sus nombres e intenciones para la Santa Eucaristía.
 
Una Iglesia fraterna y en salida que busca lograr con pequeños actos, la cercanía que Dios quiere llevar con inmensa luz a los que tanto la necesitan
Volver
® Copyright 2021 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".