ABRIR

Localidades del Sur

´Mar de las Pampas, Hablemos de Identidad y Posicionamiento´

13-10-2021 Música amplificada, oferta en la vía pública al estilo de La Salada, o de como pegarse
un tiro en el pie. La mirada de un prestador de servicios de esa localidad

Recorrer un poco el pasado parece ser una necesidad para entender el presente, o tal vez para comprender la confusión del presente. Cuando los fundadores de Mar de las Pampas (Antonio Vázquez, Manuel Rico y Jacobo Zceltman), decidieron abandonar el trazado en damero, contratando un paisajista que le otorgó una identidad única y fundamentalmente un diseño que proponía la urbanización completa por los próximos años, dándole al sector comercial una ubicación absolutamente diferente a la actual y posiblemente mucho más acertada que la presente, jamás pensaron donde estaría esa imagen original en el presente.

Los primeros habitantes de esta encantadora localidad sin dudas la escogieron por sus bosques, playas anchas y suaves, por la diversidad biológica, el canto de los pájaros al amanecer, las calles angostas de arena, el silencio solo quebrado por las aves y el viento meciendo los árboles.

Llegó el 2001, crisis de un alcance nunca visto en la Argentina y Mar de las Pampas, salió indemne, (o quizás no tanto). Desde allí comenzó un crecimiento explosivo, voraz y alejado del proyecto original.

Un pequeño grupo de vecinos, muy acertadamente propuso llamarla “Ciudad Lenta”, y fue un concepto que en menos de veinte años se diluyó para llegar al presente.

Presente sin identidad; nunca se proyectó una identidad sostenida por lo ambiental, por el bosque, las playas, la diversidad de aves y el silencio.

Ah: silencio hoy interrumpido en el centro comercial por música amplificada, a pesar que esta se encuentra prohibida por Ordenanza Municipal.

Como contradicción positiva, Pedro Coperchini junto a la Municipalidad de Villa Gesell, siempre propuso música clásica y apenas hace unas horas se inaugura una hermosa plaza céntrica con ese nombre. Marcando una identidad con alcance internacional.

Oferta en la vía pública de diversos productos y servicios, que también se encuentra prohibida por Ordenanza Municipal,

Una breve recorrida por la calles Miguel Cané, El Lucero, pone en evidencia esta situación, que parece más una oferta de un mercado al estilo de La Salada, que la ciudad que soñamos alguna vez. Claro que es necesario que el sector comercial se desarrolle y genere riqueza pero con calidad e identidad acorde con Mar de las Pampas.

Los precios son un verdadero festival de la fortuna. Precio es, el costo , más la rentabilidad, más el valor agregado de la calidad y el servicio… Simplemente para reflexionar.

Se preguntaron alguna vez si al turista le resulta cómodo ser avasallado con folletos y diversos discursos sobre las bondades de las papas fritas o de las empanadas de un determinado restaurante.

Se preguntaron si fueron capaces crear una gastronomía con identidad local o simplemente se limitaron a trasladar las cartas urbanas de comida rápida a una localidad que quiere otra cosa.

Se preguntaron si el público asistente a esta comunidad, está conforme con la gastronomía. Si este público es el que queríamos o perdimos al turista de altos ingresos, por falta de propuestas innovadoras.

Pensamos alguna vez en la propuesta de alojamiento con identidad, sin ser una mera copia de otras ciudades que ofrecen spa.

Cuando en realidad tenemos el mar a escasos metros y los oferentes de otras ciudades no. Para construir estos spa lo primero que se hace es derrumbar árboles, consumir gas en cantidades enormes para alcanzar la temperatura del agua, que siempre es poca según el usuario, consumir y derrochar volúmenes de agua inauditos, y el ambiente sigue deteriorándose.

Como escasos ejemplos los anteriores parecen que conducen a un camino descendente, que no se sabe a ciencia cierta donde está el piso.

Es aquí donde no se pretende ser crítico, todo lo contrario, sino generar un propuesta de identidad real, pensando en marketing, construcción de imagen, desarrollo de productos y servicios diferenciales con verdadera identidad de Mar de las Pampas.

Con esta simple idea podemos revertir el declive de calidad turística, producto y responsabilidad exclusiva nuestra.

Regalémosle al turista una experiencia única e irrepetible, para evitar comparaciones con otras localidades, para no ser solamente un pobre copia de las grandes urbes, de donde curiosamente proceden la inmensa mayoría de nuestras visitas.

Dejemos atrás esta poco creativa forma de hacer las cosas, para generar una oferta de alto valor agregado, para lograr resultados económicos trascendentes y por sobre todo duraderos en el tiempo, para escapar de crisis capaces de arruinar inversiones.

En la era del neuro marketing, posicionémonos en la mente del consumidor como una oferta única y diferenciada y los resultados serán diferentes.

Seamos emprendedores, no solo por la inversión, sino por la propuesta, y no olvidemos la formación de los emprendedores y la capacitación del equipo de trabajo.

Tengamos presente que con las mismas acciones, siempre conseguimos los mismos resultados. (A. Einstein).

 

Alfredo Leali Prestador turístico.

Volver
® Copyright 2021 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".