ABRIR

Medio Ambiente

Greenpeace advierte que un posible derrame de petróleo puede llegar a las costas bonaerenses

24-08-2021 Según un estudio de la Universidad Nacional del Centro de Buenos Aires, el derrame puede afectar a parte de la costa atlántica en 11 días. Se debe al escenario actual de los proyectos offshore en el mar argentino.

En 2019, el Gobierno Nacional adjudicó la licitación más grande de los últimos 30 años para ampliar la frontera de explotación petrolera en la plataforma continental argentina: bloques en las cuencas Argentina Norte, Malvinas Oeste y Austral.

El CAN 100 -el más grande de la cuenca Argentina Norte- está frente a la costa sudeste de la provincia de Buenos Aires (a la altura de Mar del Plata), comprende un área de 15.000 km2, lo que equivale a 75 veces la ciudad de Buenos Aires, y está ubicado sobre el talud continental, principal corredor biológico del Mar Argentino.

Por este bloque, la empresa “Equinor” (la mayor de explotación de hidrocarburos de Noruega) presentó en mayo pasado un “Aviso de proyecto” para su perforación. “Es normal y común que haya derrames en este tipo de actividad y esta es una zona muy sensible donde muchos animales van a alimentarse, a reproducirse. Hay muchos factores que hacen que sea una operación sensible e innecesaria en el momento histórico en el que estamos”, dijo Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace.

Considerando la importancia que posee este bloque y las consecuencias de su explotación, la Universidad Nacional del Centro de la provincia de Buenos Aires realizó un estudio que determinó que existen 100% de probabilidades de derrames a causa de la operación petrolera offshore en el Mar Argentino. Tomando ese análisis, la organización ambientalista realizó su propio modelo para demostrar cómo sería un posible derrame de petróleo y de qué manera impactaría en las costas.

La zona Can 100 fue identificada en 2014 por los principales científicos marinos designados por el Ministerio de Ambiente, como candidata a ser área marina protegida por su relevancia para los ecosistemas marinos y para la conservación de la biodiversidad.

No hay manera de llevar a cabo esta actividad y a su vez proteger el mar, es una contradicción”, resumió Vieso sobre la imposibilidad de reducir el impacto una vez iniciada las perforaciones, cuya profundidad superaría los 4 mil metros, y acusó: “Si hay petroleras, habrá derrames en el futuro”.

Fuente: Infobae

Volver
® Copyright 2021 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".