ABRIR

La Región

Apareció un cráneo en la costa de San Clemente

30-08-2021 El hallazgo se dio tras la bajante en la zona de Tapera de López. En el lugar investiga policía científica y según los expertos dataría de 20 a 40 años. Las hipótesis que manejan es que pertenecería a Darío Jerez, desaparecido en 2001 o algún cuerpo de los vuelos de la muerte durante la última dictadura militar

En la mañana de ayer con la bajante apareció en la zona de Tapera de López un cráneo cuyo origen es aún desconocido pero se estima que dataría de hace unos 20 a 40 años. En el lugar, investiga y analiza la situación la Policía Científica.

Según expertos forenses el cráneo es de vieja data: de al menos 20 años. Es el único elemento que se encontró hasta el momento en la zona. Si bien es prematuro y recién comienza la investigación, hace 20 años desapareció Darío Jerez y hace más de 40 años se sucedían en esta zona los llamados Vuelo de la Muerte.

A 20 AÑOS DEL CASO JEREZ

El 25 de octubre de 2001, Darío Jerez dejó su auto estacionado en las cinco esquinas de Diagonal 23 y calle 3, en Santa Teresita, tomó los últimos pedidos como representante de la empresa Arcor, habló por celular en una de esas esquinas y desapareció. Literalmente, se lo tragó la tierra. Nunca nadie supo más sobre él.  Hoy mucho es lo que puede contarse, pero todo conduce básicamente al mismo punto: las cinco esquinas de Santa Teresita, un jueves de octubre de hace casi 20 años.

Luego de una investigación que llevó años, que tuvo idas y venidas, que recolectó pistas falsas, callejones sin salida e interrogantes no resueltos nunca, en 2013 comenzó el juicio contra seis personas acusadas de haber encubierto el crimen. Durante 20 días declararon ante el tribunal cuatrocientos testigos y los fiscales Diego Torres y Diego Bensi acusaron a cinco personas por encubrimiento: Carlos Subirol; el ex concejal Daniel López (padre del actual candidato a concejal); el ex director de Inspecciones Gerardo Ibarra; el chofer y custodio del secretario de Gobierno, Gastón Leandro Alzugaray; Alejandro Muñoz, socio de Comprar SRL, jefe directo de Jerez y amigo personal, y Jorge Grande, secretario de gobierno del entonces intendente radical, Guillermo Magadán.

Después de varios días de juicio en los que circularon 400 testigos, el tribunal dictó la absolución de todos los imputados. El fallo fue anulado por Casación y esa anulación, confirmada por la Suprema Corte bonaerense, que ordenó hacer un nuevo juicio.

Sin embargo, esa orden no pudo cumplirse porque el tribunal oral número 2 de Dolores, constituido por los jueces Emiliano Lazzari, María Eva Merlo e Inés Olmedo, dictaminó que la causa estaba prescripta por cuanto “durante el período comprendido entre el 21 de febrero de 2011 y el 21 de febrero de 2017 no medió acto interruptivo alguno del curso de la prescripción de la acción penal en esta causa”.

 

Fuente Entrelíneas

Volver
® Copyright 2021 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".