ABRIR

Judiciales

Los rugbiers rompieron el silencio y dispararon contra Zamboni: Me mentiste en la cara, mientras vos seas la fiscal no voy a hablar del caso”

19-02-2020 Dos de los jóvenes acusados de matar a golpes Fernando Báez Sosa aceptaron hablar por primera vez en la causa que investiga este homicidio.

Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, acusados de golpear y matar a Fernando Báez Sosa, aceptaron hablar por primera vez en la causa. No se refirieron, sin embargo, al hecho que se les imputa, sino que cuestionaron el inicio de la investigación, en particular la primera indagatoria.

Los jóvenes dijeron que en ese primer interrogatorio, en el que los jóvenes optaron por no decir nada. La fiscal Verónica Zamboni no les notificó ni les dieron detalles precisos sobre el hecho por el cual estaban detenidos.

Máximo Thomsen, el principal sospechoso y el más complicado de los ocho jóvenes de Zárate acusados de la autoría material del crímen, dijo luego de que enumeraran la larga serie de pruebas en su contra, el paso típico antes de que un acusado sea indagado: “Primero quiero saber si todo eso es lo que se me tenía que leer desde el primer día, que a mí no me explicaron nada el primer día, nos tuvieron ahí parados todos juntos sin explicarnos nada. Lo único que se nos explicó es que la noche anterior se le había entregado a una familia un pibe en un cajón... Nosotros no sabíamos nada. Y al no saber nada, nunca tener un antecedente penal, nosotros confiamos en la Justicia y después nos dimos cuenta que la fiscal nos mintió en la cara”.

Luego, Thomsen continuó: “Nos hizo pasar a firmar papeles en distintas oficinas, que esos papeles nos enteramos que decían que nos habían mostrado las fotos, videos y que nos habían explicado el hecho y en realidad no se nos había explicado nada. Yo había pedido tres veces que nos muestren el video para saber de qué se nos estaba acusando porque todavía no sabíamos que había pasado. Sólo sabíamos que había un chico fallecido y se nos negó a mostrar el video. Nos empezó a decir que no nos lo podía mostrar las tres veces que yo le pedí.

"Nos mintió que nos había mostrado el expediente y que se había leído y no era cierto. Nosotros nos sentimos muy frustrados por la Justicia. No se nos explicó nada. Nos dijeron cosas que no entendimos y nunca se nos dio el espacio para que nos expliquen qué era lo que estaba pasando. A nosotros nos condenó la sociedad antes que cualquier juez o fiscal. Nos condenaron los medios diciendo todo lo que supuestamente había pasado. Ellos tenían los videos y nosotros nos enteramos por nuestras familias el día de visitas ya privados de nuestra libertad. Nos enteramos todo lo que había pasado ese día porque nunca nos lo habían explicado”, continuó.

“Quiero que sepan que nosotros estamos dispuestos a declarar desde el primer día, pero como no entendíamos que es lo que estaba sucediendo, nos mintieron. En la fiscalía fue un trámite. Cómo era de noche se ve que la fiscal estaba apurada. No se nos explicó nada. Se ve que se quería ir. Nos mintieron para que nos vayamos más rápido. Siempre privados de la libertad, no podíamos comunicarnos con nadie", siguió.

Los planteos de los acusados están en sintonía con el pedido de recusación de la fiscal que había presentado Tomei el jueves último, durante una audiencia previa a la resolución de la prisión preventiva. El defensor también presentó una denuncia penal contra la fiscal, a la que acusa de privación ilegítima de la libertad, falsificación de documento público y falsedad ideológica. Sostiene que se les tomó indagatoria sin darles detalles del caso ni las pruebas existentes en su contra. También resalta que esas declaraciones se tomaron en un lapso de apenas 25 minutos para cumplir con los diez interrogatorios. Cita el caso de uno en particular que, según consta en el expediente, se extendió por solo dos minutos.

Volver
® Copyright 2020 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".