ABRIR

Judiciales

Los rugbiers acusados del asesinato de Fernando vuelven a nuestra ciudad

12-02-2020 Participaran de una audiencia, previo a que el juez resuelva el pedido de prisión preventiva.

Mañana, jueves 13 de febrero, los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa volverán a Villa Gesell. Ellos partirán desde la Penitenciaria 6 de Dolores a primera hora de la mañana, en un micro que será custodiado por dos patrullas. Se estima que alrededor de las 8.30 lleguen al juzgado de la ciudad balnearia, lugar donde ocurrió el asesinato.

Los rugbiers se encuentran de momento en el penal de Dolores, ubicado en Riobamba 251. Allí serán recogidos mañana a las 6 de la mañana, y serán trasladados por un ómnibus preparado especialmente para que viajen detenidos. Las dos patrullas que custodiarán el vehículo son dos móviles de la Dirección de Operaciones Especiales del Servicio Penitenciario Bonaerense. Los voceros que informaron la noticia aclararon que la custodia del micro no tiene que ver con la peligrosidad sino con el resguardo de los rugbiers detenidos. 

Una vez arriba del vehículo se dirigirán a los tribunales de Villa Gesell, localizados en Paseo 30 y Boulevard Silvio Gesell. La distancia que recorrerán es de unos 200 kilómetros aproximadamente, lo que implica un viaje de más de dos horas. 

El traslado se llevará a cabo para que los rugbiers participen de la audiencia donde el juez de Garantías, David Mancinelli, analizará todas las partes previo a resolver el pedido de prisión preventiva. Quien pidió que se tenga en cuenta la medida mencionada, fue la fiscal del caso de Fernando Báez Sosa, Verónica Zamboni. Ella realizó el pedido de prisión preventiva el pasado lunes 10 de febrero.

Volver
® Copyright 2020 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".