ABRIR

Política

El municipio patrocina “El arte de vivir” como respuesta al crimen de Fernando

12-02-2020 Según el portal especializado "Realpolitik" el municipio local le abrió la puerta a la polémica organización y se encomienda al yoga y la relajación para frenar la ola de violencia que padece durante este verano.

La nota:

Villa Gesell volvió a ser tendencia en redes sociales después de que su intendente Gustavo Barrera enviara al Concejo Deliberante un proyecto para cerrar definitivamente los boliches de la ciudad.

Lejos de conseguir calmar las aguas por el asesinato de Fernando Báez Sosa (que aún mantiene a Villa Gesell en el candelero de la agenda periodística nacional), el intendente local Gustavo Barrera pone su municipio al frente de una serie de acciones y reacciones cuestionadas.

Por un lado, presentó en el Consejo Deliberante un proyecto para cerrar boliches que convirtió a la ciudad en tendencia de redes sociales, especialmente en Twitter, donde cientos de publicaciones cuestionaron lo obvio: controlar la seguridad pública necesita algo más que esta medida espasmódica.

“Arman proyecto para cerrar los boliches de Gesell. Falta que prohíban la entrada a los menores de cincuenta años…. Cerrando boliches no solucionan la violencia, solo se la sacan de encima”, escribió un tuitero. Otro señaló en el mismo sentido: “Ponerse a trabajar y ejercer los controles de estado necesarios para que los pibes se diviertan en un ámbito seguro, es mucho laburo”.

También hubo quienes tomaron la decisión con ironía: “Espero que nadie se ahogue con un churro en Villa Gesell porque van a prohibir El Topo”, publicó uno. “URGENTE: El intendente de Villa Gesell estaría analizando prohibir Villa Gesell”, bromeó otro.

Lo curioso es que Barrera envió el proyecto al Concejo Deliberante como una forma de “compartir” el costo político con los distintos partidos representados, pero luego se ausentó de una sesión extraordinaria que este mismo cuerpo legislativo había pedido para hablar con el intendente sobre los crónicos problemas de seguridad que hicieron de Villa Gesell noticia una y otra vez en el verano.

Como si esto fuera poco, el fin de semana Villa Gesell fue anfitrión de tres curiosos eventos en el marco de lo que se dio en llamar “Jornada de paz y meditación”, mientras en simultáneo era suspendida una Feria del Libro. Los organizadores de ésta última acusaron a la municipalidad de cambiarle varias veces el lugar de realización, quitándoles ubicaciones en el centro comercial para marginarlos al sur de la misma.

El del sábado fue organizado por “El arte de vivir”, cuestionada asociación que fue fetiche de Mauricio Macri al punto de erogarle cuantiosas cifras para realizar actividades varias. En ese contexto hubo clases de yoga y hasta una charla de un barman que enseñaba a “beber cócteles en forma responsable”, según él mismo declaró.

El domingo, por su parte, hubo meditación y yoga frente al mar, mientras en simultáneo se realizaba en otra plaza un encuentro budista cuyo slogan era “Paz es el coraje de no permitirse nunca la violencia”. Todo parece indicar que la gestión local perdió la brújula en sus políticas de seguridad y solo parece encomendarse a técnicas de relajación, meditantes mirando el mar o frases de autoayuda que pueden ser muy útiles en filosofías orientales pero no tanto en la res pública. 

Lo cierto es que la mayoría de estas acciones fueron patrocinadas por el municipio a través de la secretaría de Turismo. Esto además le permitió recuperar visibilidad a Emiliano Felice, su secretario, quien curiosamente había silenciado su alto perfil público tras el asesinato de Fernando Báez Sosa. Luego se supo el motivo: estaba en Madrid participando de un evento ya organizado por el secretario de Turismo de la Nación, Matías Lammens.

De vuelta a Argentina, Felice rompió su prolongado silencio anunciando en medios locales que había ido a España a promocionar las bondades de un parque termal que Gesell no solo no tiene, sino que incluso viene prometiendo desde hace seis años. Además, refirió como mérito del viaje la idea de fomentar el “turismo gay”, una expresión que no deja de llamar la atención: ¿Se supone entonces que hasta este momento ese perfil era segregado?

Hablar de “turismo gay” suena anacrónico y discriminador con los tiempos de integración y respeto a la diversidad sexual que se viven actualmente, en donde no debiera ser importante con quién decide relacionarse y acostarse cada uno. Sin embargo, hay un trasfondo: a partir del asesinato de Báez Sosa, el municipio de Villa Gesell persigue el deseo de eliminar el perfil juvenil que históricamente caracterizó a su turismo, y en ese afán buscan promover toda acción que tienda a eso, incluso estas que tienen poco sentido práctico.

(www.REALPOLITIK.com.ar)

Volver
® Copyright 2020 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".