ABRIR

Localidades del Sur

"Tal vez haya que modificar esa zonificación, quizás sea mejor que sea residencial"

15-04-2018 Es una de las tantas reflexiones que dejó ayer en el programa Por la 3 derecho de FM La Villa, Pablo Lafrossia, delegado del Colegio de Arquitectos de Villa Gesell respecto de la obra del corralón municipal en Las Gaviotas frenada por el Juez Escobar.

Por: Jorgelina Mena

Antes que nada, el arquitecto Pablo Lafrossia aseguró que el problema sobre la obra del corralón que el municipio quiere emplazar en una zona RS/A donde ya hay casas construidas trae a la realidad que "lo que debiéramos haber hecho es actualizar el Código de Ordenamiento Urbano que data del 2006 y que según la ordenanza debería haber tenido revisión bianual"

"En el 2006 era otra ciudad, otro Mar Azul y Las Gaviotas. Hoy nos damos cuenta cuando se quiere instalar un corralón qué dice el código de esa zona y que hoy se instale en la manzana 222 causa un impacto distinto que no se advirtió en ese momento", expresó el profesional.

Sobre la actual situación de la zona, detalló: "Hoy lo advertimos, se han hecho viviendas en una zona en la que no están permitidas. Tenemos que revisar esto que dice el código, cómo avanzó la ciudad, cómo creció". Y planteó: "Tal vez haya que modificar la zonificación, quizás sea mejor que sea residencial a que sea de servicio".

El conflicto que está en manos de la justicia por esta obra que muchos vecinos consideran inapropiada por el lugar de emplazamiento y por el daño ambiental que genera la forma de consolidación de la calle 31 que se abrió para tal fin y lo que posteriormente causaría la forma de trabajo y el uso de máquinas si existiese un corralón municipal, como se puede verificar el existente en Gesell, deja al descubierto que durante doce años no se revisó un código quesi se hubiese actualizado seguramente hoy contemplaría la nueva realidad de la zona y el cumplimiento del mismo.

A la pregunta sobre quién tiene la responsabilidad de la revisión del COU, Lafrossia mencionó que corresponde al municipio a través del área de planeamiento, pero también es una necesidad que los colegios profesionales y los geselinos en general deben plantear.

"Debería ser un trabajo permanente a cargo de un equipo de profesionales que se dedique a eso. Es muy importante que haya un equipo de profesionales idóneos", afirmó el representante de los arquitectos.

"Cuando hacemos un código no hacemos mas que volcar la expresión de los geselinos de una forma técnica. Cuando hacemos el código no es sobre la presión de un grupo de arquitectos e ingenieros, tiene que haber un ida y vuelta con la población. Esto no se hizo durante mucho tiempo y hoy estamos pagando las consecuencias", confesó.

Fue claro y preciso: "Yo pararía la pelota respecto del corralón analizaría qué corralón se está pensando. Tendríamos que reconsiderar accesos, entorno, por qué se hicieron las viviendas que hoy están cerca", reflexionó.

LLamó "letra fría" al texto del COU y consideró "razonable" la medida cautelar del juez que dejó en pausa los trabajos en la manzana de Las Gaviotas y llamó a "reflexionar" para comprender "qué se está necesitando, cómo y dónde" para poder expresarse con un nuevo código.

"Hay otras reservas para reubicar este corralón en las localidades del sur", informó. Y agregó:" Es para considerarlo, analizarlo bien porque la la gran contradicción que veo es que nos larguemos a hacer cumplir un código cuando estamos hablando de una modificación del código".

Sobre el análisis y trabajo en la modificación del COU por parte del municipio, Lafrossia, contó: "Hemos tenido alguna comunicación del colegio con delegados de los colegios de ingenieros y técnicos y estamos a disposición, pero habría que conversar con sociedades de fomento y asociaciones, etc. El arquitecto Galli nos dijo que muy pronto tendremos un borrador que respondamos con algunas consideraciones pero no hay mucha información".

Hasta ahora, formalmente, desde el municipio se hizo público que hay un diagnóstico realizado por la UBA y encargado por el Ejecutivo para avanzar en la revisión del COU. 
Se cobró una tasa que ya los contribuyentes pagaron, para costear el trabajo del estudio de la elaboración del código a cargo de profesionales. 
Respecto de eso, el arquitecto expresó: "Tengo entendido que no hay profesionales fuera del municipio haciendo esto. El trabajo debería ser interdisciplinario".

Su reflexión final fue: "Antes de hacer algo que va a ser de forma permanente y para siempre hay que hacerlo a conciencia porque después no hay vuelta atrás. Cada vez que se hace algo en un terreno en esta naturaleza vas a generar un impacto, lo mismo que cuando se hace una casa, el impacto tiene que ser mínimo para crecer de forma inteligente y a conciencia".

Invitó a la comunidad geselina a tomar conciencia de la importancia de estas decisiones y sugirió un colegio de arquitectos de puertas abiertas. "Cuando hablamos de RSA, FOT, FOS es aburrido para la gente en general, pero cuando se materializa se toma conciencia de lo que significa y comprometen estos indicadores. Hay que tomar conciencia del patrimonio geselino, desde los arboles hasta los edificios viejos, etc. Los vecinos pueden venir y asesorarse".

Volver
® Copyright 2018 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".