ABRIR

Turismo

"VoyA" estudió el comportamiento de los turistas durante la temporada 2018

10-03-2018 Es por segundo año consecutivo. Cuánto tiempo permanecen, cuánto invierten en alojamiento y gastos de estadía, el lugar de procedencia y cómo nos evalúan.

La encuesta, realizada a un total de 497 personas entre enero y febrero, un muestreo levemente superior al año pasado, cuando se encuestaron 486 turistas. Las personas que respondieron lo hicieron en nombre del grupo social de pertenencia con el cual pasan sus vacaciones (familia, pareja, grupo de amigos). Los datos más salientes de la encuesta;

 

El aumento en los días de permanencia de los turistas

Un aspecto positivo de la temporada del verano 2018 fue el incremento en la permanencia de los turistas respecto al año anterior. El promedio por grupo veraneante pasó de 11,4 días en 2017, a 12,9 días en 2018. Un incremento del 13,2%. El aumento se generalizó al conjunto de veraneantes.

Entre los turistas en locaciones pagas (alojamientos, casas alquiladas y departamentos alquilados) creció un 17,2% y entre los turistas en locaciones no pagas (casas y departamentos propios o prestados) un 3,4%.

Dado que los turistas en locaciones pagas son en ambos años el 75% del total, un incremento en su permanencia incide fuertemente en el resultado del total.

Se verifica también un crecimiento en la permanencia entre los que vienen a veranear a la villa por primera vez (14,0%), y los que ya lo hicieron antes (37,3%).

Villa Gesell como localidad conserva una cantidad de días promedio de permanencia superior a la de las Localidades del Sur. Y a la vez incrementó la estadía en el verano 2018, al pasar de 11,8 a 13,5 días, o sea un aumento del 14,4%.

En cambio en las Localidades del Sur se observa una cifra similar en ambos años, pasando desde 9,5 días en 2017 a 9,0 días en 2018.

La conducta habitualmente citada como: “entre los turistas aumenta la tendencia a venir por períodos cortos de tiempo”, no se verificó como significativa según la información que nos proporcionaron los entrevistados.

El porcentaje de los que vacacionan 7 o menos días se mantuvo estable entre el 2018 y el 2017, y lo importante es observar el crecimiento en el aporte de días-vacacionados que se da en los otros grupos de veraneantes.

Los que vienen por 8 o más días están en el orden del 60%, pero si lo medimos en términos del aporte total de días a la temporada, representan el 79,9% en el 2017 y el 82,1% en 2018.

En términos de la economía, según los datos aportados por los turistas, la inversión promedio en 2018 en concepto de alojamiento y gastos de estadía, fue para los que vienen 7 o menos días de $2811.- diarios por grupo social (familias, parejas, amigos) y para los que vienen 8 o más días de $2252.-

Un rasgo importante del grupo que permanece hasta una semana es que disponen de un 25% más de dinero por día.

Aún así, en el cálculo del total de la inversión de los turistas, los que vienen 8 o más días aportan el 78,6%, constituyéndose, entonces, en el núcleo económicamente importante.

 

El crecimiento de “los que vienen por primera vez”

En el perfil de los grupos de turistas y las diferencias entre el año 2018 y el 2017, se destacó el crecimiento entre los que vinieron por primera vez a Gesell.

Los que dijeron “venir por primera vez” a veranear a la villa, pasaron de ser el 18,5% en 2017, al 26,3% en 2018.

Señalamos en nuestro informe del año pasado que la importancia de tener turistas que dicen venir por primera vez a Villa Gesell, radica en la necesaria renovación, que posibilita la futura continuidad.

El cambio producido en 2018 nos lleva a preguntarnos si este aumento resulta en un beneficio para la economía de la villa. La respuesta es afirmativa.

La inversión por período de permanencia es menor en 2018 pero el aumento en la participación sobre el total de turistas, proyecta un 32% de aumento, (a moneda corriente), para este año.

En 2018, al hecho positivo del aumento en los que vienen por primera vez, generando la renovación de turistas, se suma un aumento en la inversión realizada por ese grupo en relación con el 2017.

 

La inversión de los turistas a moneda corriente y moneda constante

Según la información dada por los turistas, la inversión total promedio diaria de los grupos de veraneantes muestra un leve descenso en el 2018 (3,1%). El monto destinado a alojamiento se redujo en un 12,1%, pasando de $1493.- en 2017 a $1312.- en 2018.

En contraposición se incrementó el monto para gastos de estadía diaria en un 10,9 %, siendo de $962.- en 2017 y de $1067.- en 2018. Estos datos se corresponden con la inversión a moneda corriente.

Si consideramos y aplicamos una inflación anual del 24%, pasamos a la inversión a moneda constante.

Surge entonces una disminución a moneda constante del 26,4%, en el total diario que tiene dispuesto para invertir cada grupo turístico. La disminución es mayor en la inversión destinada a alojamiento (33,2%) que la destinada a estadía (15,7%).

Hasta aquí hablamos de inversión diaria, y si consideramos los días promedio de permanencia podemos calcular el monto destinado al período vacacional. En el cuadro siguiente se observan los resultados luego de considerar 11,4 días de permanencia para el 2017 y 12,9 para el 2018.

La inversión total de los turistas aumentó un 20% a moneda corriente. Se nota una diferenciación en el destino dado al dinero disponible, porque el aumento para alojamiento fue del 9% y el destinado a estadía de un 37,6%.

Aún con el aumento en los días de permanencia, los grupos turísticos destinaron en moneda constante un 17,2% menos al alojamiento, mientras que la inversión para gastos de estadía, en moneda constante se elevó en un 4,6%.

 

Los cambios en la zona de procedencia de los turistas

En el 2018 se nota un descenso en el porcentaje de grupos turísticos que llegan de CABA. El área del GBA sigue siendo el mayor proveedor en términos numéricos, y su aporte fue similar al del 2017.

Los que vienen de la provincia de Buenos Aires crecieron comparativamente con el 2017 un 11,2%, acercándose numéricamente a los que llegaron de CABA.

Una fuerte incidencia en este incremento provino de los grupos que llegaron por primera vez a la villa, que crecieron un 66,4% respecto al 2017, superando a los que vienen de CABA y emparejando a los llegados de provincias que no son Buenos Aires.

¿Dónde se instalan los grupos de veraneantes?

Los turistas del 2018 tuvieron, en relación con el tipo de alojamiento donde se instalaron, una conducta similar a la del 2017. Las locaciones pagas (alojamientos hoteleros, casas alquiladas y departamentos alquilados) alcanzaron en ambos años el 75%.

Los alojamientos hoteleros (alojamientos formalizados) llegan al 30% del total quedando para las casas alquiladas algo más del 18% y para los departamentos alquilados cerca de un 27%.

Estos datos, que se consolidan en los dos años, indican que el porcentaje de grupos de turistas que eligen alojamientos no formalizados, un 45% de los casos, supera a los que prefieren el alojamiento formalizado, que llegan al 30%

Si lo analizamos en función del tipo de alojamiento los departamentos se aproximan al 39%, en tanto casas y alojamientos hoteleros se igualan alrededor de un 30% cada tipo.

La evaluación del estado de la villa

Les preguntamos a los turistas que estuvieron antes, como comparan el estado actual de la villa con el momento anterior. En el informe del año 2017, lo que llamamos “Índice de satisfacción de turistas”, que se construye dividiendo el porcentaje de “mejor” por el porcentaje de “peor” fue de 1,6 resultando entonces positivo.

En el 2018 ese índice resultó ser de 1,4 o sea que continúa siendo positiva la evaluación.

 

 

 

Fuentehttps://drive.google.com/file/d/1IllupFp6sT_4be5d8D0cUOdeAlGkCxdF/view?mkt_hm=4&utm_admin=10348 

Volver
® Copyright 2018 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".