ABRIR

La Región

El concejal de Pinamar acusado de abuso sexual se niega a renunciar a su banca

04-12-2017 Claudio Galarza no se presentaba en el Concejo Deliberante desde la denuncia de su suegra; dimitió como autoridad, pero sigue siendo edil. "Soy inocente y lo voy a demostrar", aseguró.

El concejal Claudio Galarza, quien se encuentra bajo investigación en la Justicia por el supuesto abuso sexual de una chica de 15 años desde que ella tenía 12, se presentó en el Honorable Concejo Deliberante de Pinamar por primera vez desde que fue denunciado por su suegra. Renunció a su cargo como Vicepresidente 2º, pero dejó saber que se mantendrá en su banca y aseguró que es inocente de los cargos que se le imputan. Mientras tanto, las opiniones en el Concejo están divididas entre quienes creen que debería renunciar y aquellos que piensan que no es apropiado pedirlo por lo incipiente del caso.

Galarza está acusado por la madre de su novia de 23 años -con quien tiene una relación desde que él tenía 46 y ella 18- de abusar de la hermana menor de su pareja. La causa, caratulada como "abuso sexual agravado reiterado", quedó en manos del juez de Garantías N° 6 de Villa Gesell, David Mancinelli, quien emitió una orden de restricción contra el concejal para acercarse a la familia. La investigación está a cargo el fiscal Juan Pedro Calderón, titular de la Unidad Fiscal 4.

Luego de la imputación, la Mesa Permanente de la Mujer del Concejo Deliberante, integrada por organizaciones de género, le pidió a Galarza que se aparte de su cargo hasta que la Justicia determine su responsabilidad. La presidenta del HCD, Mercedes Taurizano, abrió un expediente donde incluyó ese pedido y lo derivó a la Comisión de Asuntos Legales para que lo trate. En paralelo, convocó a una sesión especial el pasado jueves, para remover a Galarza como autoridad del Concejo (no pidió su renuncia como edil ya que no pueden ser destituidos ni sancionados sin sentencia firme).

Antes de que se tratase el pedido, Galarza envió el mismo jueves una nota al Concejo a través de su compañero de bloque, Gregorio Estanga, donde manifestaba su renuncia a la Vicepresidencia. Pero la presidenta del Concejo pidió que hiciera el trámite de manera presencial.

Galarza se presentó poco después, firmó la renuncia, tomó vista del expediente que abrió Taurizano con la postura de las ONG y se retiró. Pero antes fue abordado por la prensa. "Soy totalmente inocente y lo voy a demostrar", dijo, en sus primeras declaraciones públicas desde la apertura de la causa, la anteúltima semana de noviembre. Pero se negó a contestar si considera que la denuncia de su suegra, Claudia Sampietro, tiene motivaciones políticas, como deslizaron desde sectores de la oposición.

Al día siguiente, el concejal volvió al edificio de la calle De los Tritones y participó de la sesión donde se trató el presupuesto 2018. "Estuvo normal, como todos los concejales", dijo otro edil a LA NACION.

La renuncia, una cuestión "moral"

El oficialismo de Cambiemos considera que Galarza debería apartarse de su banca mientras se lleva a cabo la investigación judicial. Sin embargo, los ediles del FPV-Kolina y los del partido vecinal Propin (massismo) consideran que la imputación no es prueba suficiente e incluso destacan un "trasfondo político" en la denuncia.

"Todos los concejales coincidimos en la necesidad de proteger a la víctima y dejar que actúe la Justicia. Pero en Cambiemos diferimos en nuestras opiniones respecto de los concejales del bloque FPV y Propin, que no aceptan que pidamos al concejal Galarza que se retire", dijo Taurizano a LA NACION. "No lo juzgamos ni lo podemos obligar a que renuncie. Pero sí podemos manifestar nuestra posición respecto de estar o no en la banca, apelando a la ética, la moral y las buenas costumbres".

Desde la oposición, el bloque de Propin (partido vecinal que en las últimas elecciones se presentó en alianza con el massismo), no acompañó el pedido y se mostró "cauto". "Vamos a esperar a que la Justicia determine su responsabilidad en esta grave denuncia", dijo a LA NACION el concejal Maximiliano Santini.

Además, destacó que hay "cierto trasfondo político". "Si Galarza renuncia, asumirá en su lugar una concejal que votaría a favor de las iniciativas de Cambiemos, para aprobar, por ejemplo, un aumento excesivo de tasas, que hasta ahora se logró frenar". Se refirió así a Nora Ponce, esposa de Juan José Dos Santos, edil del Frente para la Victoria-Kolina, un bloque diferenciado del FPV que integran Claudio Galarza y Gregorio Estanga. Propin considera a Dos Santos un "frecuente aliado del oficialismo".

Desde el FPV Kolina, Dos Santos expresó: "Le pedimos a Galarza que renuncie a la vicepresidencia del Concejo, cosa que hizo. Nuestra posición es que él evalúe personalmente tomar licencia. Es una decisión personal y hasta ahora no hay medida judicial que le impida seguir en el cargo, más que una situación moral", dijo. Y destacó: "En el bloque nos solidarizamos con la familia y con la menor".

¿Es una "operación política", como dejaron entrever otros sectores de la oposición?, se le preguntó. "No, de ninguna manera. Él es político, pero la denuncia no tiene que ver con esto. Son familiares directos suyos, es una situación personal".

El concejal Galarza no respondió las consultas de LA NACION durante los días previos a la publicación de una nota sobre la investigación judicial, el martes pasado. Tampoco lo hizo después.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/2088181-el-concejal-de-pinamar-acusado-de-abuso-sexual-se-niega-a-renunciar-a-su-banca-soy-inocente-y-lo-voy-a-demostrar 

Volver
® Copyright 2017 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".