ABRIR

Sociedad

A 4 años de la tragedia que desgarró a nuestra ciudad

09-01-2018 En el arranque del verano de 2014, un rayo sorpresivo mató a cuatro jóvenes que disfrutaban de nuestras playas. El terrible hecho marcó un antes y un después: Desde entonces los turistas están más atentos al cielo.

El 9 de enero de 2014 había amanecido soleado en Villa Gesell. Mucha gente aprovechó la mañana para disfrutar de la playa pero, como es costumbre en esa ciudad, un gran número de turistas, al mediodía regresaron a almorzar a sus domicilios.
 
 
Para entonces las nubes grises, llegando desde el oeste, empezaron a cubrir el cielo, amenazando con algún chaparrón de verano. Para las cuatro de la tarde, en las playas estaban los que se habían quedado del primer turno y los que, pese a la ausencia del sol, decidieron regresar para “aprovechar el día mientras dure”.
 
Unos minutos más tarde, cuando empezaron a caer unas gotas, los empleados de los balnearios iniciaron la rutina de “armar las carpas”, como llaman a la actividad de volver a ordenar las ubicaciones que van quedando desocupadas. Algunos turistas seguían en el mar, otros empezaron a levantar campamento, mientras que varios eligieron guarecerse de la lluvia bajo el techo del alguna carpa “a esperar que pasara”.
 
A lo lejos se veían algunos relámpagos pero ninguno de ellos era acompañado por truenos, lo que sugiere que la tormenta eléctrica está muy lejos de la zona.
 
Unos minutos antes de las 17, en el Balneario Afrika ubicado a la altura del Paseo 124, el cielo se iluminó con un color blanco brillante y un estruendo impresionante sacudió la playa.
 
Ismael Beckford, por entonces encargado de la asistencia de carpas del Balneario Dalí, lindero a la izquierda de Afrika, fue testigo presencial de la tragedia que marcó un antes y un después en la historia de los veranos argentinos. “Estaba acomodando algunas carpas -le contó Ismael a Diario Popular- cuando de repente las nubes negras se pusieron blancas y se sintió una explosión terrible. El suelo se sacudió. Yo me tiré al suelo o me caí, no lo recuerdo bien. No entendía nada. Tardé varios segundos en darme cuenta qué era lo que había pasado”.
 
Un rayo había tocado la arena del Balneario Afrika a la altura de la carpa 5, una de las que mira al mar, sobre el sector izquierdo del complejo. Alrededor de esa zona había quedado un tendal de personas desparramadas por el suelo; la mayoría aturdidas pero un grupo de jóvenes, seriamente heridos.
 
Ismael, junto con Pedro (carpero de Afrika) y el guardavidas de Dalí Agustín, fueron algunos de los que participaron de la desesperada asistencia de las víctimas. “El panorama era aterrador -relata Ismael- un montón de chicos llorando pidiendo por sus padres, gente desvanecida y el temor, bajo la lluvia, de que pudiera volver a caer otro rayo”.
 
Agustín, a la par de otros guardavidas, le practicó a los más graves los primeros auxilios con las tradicionales maniobras manuales de resucitación, mientras empezaban a llegar las primeras ambulancias.
 
Gabriel Rodríguez, de 20 años, de Henderson; Nicolás Ellena (19) de 9 de Julio y Agustín Irustia (17), de San Luis, fallecieron en el acto. Priscila Ochoa (16) y su hermana Salma (10), amigas de Irustia y también residentes en San Luis, fueron asistidas en un primer momento por sus padres; la mamá logró hacer reaccionar a Salma, pero el padre no pudo hacer lo mismo con Priscila quien fue trasladada de urgencia al hospital donde falleció al día siguiente.
 
Salma, derivada más tarde a Mar del Plata, salvó su vida. Lo mismo pasó con el resto de los 20 heridos que fueron atendidos en la guardia del hospital de Villa Gesell, en una jornada signada por la incertidumbre y el ulular incesante de las sirenas de las ambulancias.
 
“No había tormenta eléctrica -recuerda Ismael- el cielo se había puesto bastante gris y había empezado a llover, pero el panorama no era el de otras tormentas en las que se les recomienda a la gente salir del mar”.
 
 
VEA EL VIDEO, CAPTADO POR MINUTOG, MINUTOS DESPUES DE LA CAIDA DEL RAYO
Volver
® Copyright 2018 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".