ABRIR

Judiciales

El incidente en nuestra ciudad complica al hermano de Messi en otra causa y podría volver a la cárcel

06-03-2018 La Justicia le había revocado la prisión preventiva por un caso anterior de portación de armas. Tras el escándalo, podrían revisar esa decisión.

El escándalo que tuvo como protagonista a Matías Messi en Villa Gesell el fin de semana -una pelea y presuntas amenazas tras un choque de autos- podría complicar su situación procesal en otra causa que tiene abierta en la provincia de Santa Fe. Los fiscales de Rosario que investigan al hermano del jugador del Barcelona por portación de arma de guerra ahora lo volvieron a citar al considerar que este nuevo episodio violento puede implicar “peligrosidad procesal” en el marco del caso que ellos llevan adelante.

A cuatro meses del accidente náutico que concluyó con el hallazgo de una pistola calibre 380 a bordo de su lancha en la localidad de Fighiera, el hombre de 35 años deberá presentarse este miércoles ante la Justicia santafesina para revisar las medidas alternativas a la prisión preventiva que se le había impuesto inicialmente. El pago de una fianza de 2 millones de pesos y la designación de su padre Jorge como garante habían alcanzado para que Messi recuperara su libertad, pero ahora los investigadores quieren que se dicte la caducidad de aquella resolución.

Si bien esto abre la puerta para pedir que el familiar del jugador de la Selección Nacional vuelva a estar detenido o cumpla arresto domiciliario como ocurrió apenas le dieron el alta en el Sanatorio Británico, voceros vinculados a la causa aclararon que los representantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) todavía no definieron qué tipo de medida propondrán en la audiencia prevista para mañana a las 10 en los Tribunales provinciales.

En relación al choque, la supuesta pelea y las amenazas posteriores en Villa Gesell, fuentes oficiales en Rosario confirmaron que pidieron a los fiscales a cargo las actuaciones correspondientes para evaluar qué tipo de riesgo genera para la investigación que se inició el último 1° de diciembre. Desde entonces, Lucas Altares y Matías Ocariz confirmaron mediante peritajes que Messi había sufrido un grave accidente mientras circulaba con su embarcación por el río Paraná, tal como había declarado desde un primer momento, aunque esto no aclaró la cuestión de la presencia de un arma de fuego a bordo cuando ya estaba a punto de completar una probation por otro hecho anterior de las mismas características.

Messi fue liberado el lunes pasado en Villa Gesell y sus abogados defensores desmintieron buena parte de las acusaciones en su contra sobre el siniestro ocurrido el sábado. Según el relato que recogieron, el hermano de Lío sólo se defendió de una agresión previa y no había exhibido ningún arma de fuego sino una llave cruz que tenía dentro de su camioneta Land Rover.

Volver
® Copyright 2018 CENTRAL DE NOTICIAS VILLA GESELL - Todos los derechos reservados.
La reproducción total o parcial de los contenidos aquí vertidos sólo sera permitida citando la fuente.

Los contenidos periodísticos y/o fotográficos aquí publicados, se encuentran protegidos por la Ley 11.723; "la reproducción de contenidos no autorizados, constituye un acto ilícito y por ello sancionable".